Volver a los detalles del artículo ¿PUEDE BASARSE EL DESARROLLO REGIONAL EN TURISMO? Descargar Descargar PDF